22.7 C
Aguascalientes
sábado, julio 20, 2024

Estamos conservando y cocinando mal los huevos y puede repercutir en tu salud: esta es la forma correcta, según la OCU

Cómo conservar los huevos

Cómo conservar los huevos /
PEXELS

Está tan extendida la costumbre de guardar
los huevos en la puerta de la nevera que hoy en día
es raro ver un frigorífico que no traiga una huevera incorporada para acoplar a esta parte y, así, poder almacenar de forma segura una o media docena sin miedo a que se rompan o se casquen a la hora de abrir y cerrar. Es una costumbre casi tan extendida como la de cascarlos sobre el borde del plato para abrirlos si queremos batirlos. O la de volcarlos de una a otra mitad varias veces para separar la clara de la yema.

Todas
son costumbres que hemos visto pasar de generación en generación, que hacían nuestras abuelas, nuestras madres y que, incluso, hemos visto hacer a los mejores reposteros. Pero, además de eso, tienen otra cosa en común: la OCU las desaconseja todas si lo que queremos es velar por nuestra salud y por la calidad y los nutrientes de los huevos.

La OCU no recomienda lavar los huevos antes de guardarlos

Es habitual que los huevos, sobre todos los de origen ecológico o de gallinas camperas, lleven algo de suciedad en la cáscara. El impulso es
lavarlos antes de meterlos a la nevera con ánimo de que esa suciedad no contamine otros alimentos. Sin embargo,
la OCU desaconseja esto: «No es recomendable lavar los huevos, pues facilita la entrada de gérmenes en el interior», asegura en su análisis a 30 marcas de huevos de supermercado. Y es que, al lavarlos, podemos dañar la película exterior de este producto, dejando libres los poros que se encuentran en la cáscara y, por lo tanto, dando vía libre a los patógenos. «Si están sucios, lávelos justo antes de cocinarlos», prosigue la misma fuente.

Para ello bastará darles una pasada por agua
con algún tipo de jabón apto para alimentos, enjuagarlos bien y secarlos cuidadosamente con papel de cocina.

Cómo cocinar los huevos de forma segura

Además de la cuestión anterior, la OCU aporta
dos recomendaciones más a la hora de cocinar este alimento: la primera es no separar las claras de las yemas con la propia cáscara del huevo. la segunda es que no es aconsejable romper el huevo en el borde. Y la última, esta quizás afecta a más gente, es cuajar bien la tortilla y, si no la vamos a consumir entera en el momento, guardarla de forma inmediata en la nevera.

La recomendación de
no romper el huevo sobre el borde del plato está relacionada con las bacterias y los gérmenes que se encuentran en la cáscara: al hacer esto, es inevitable el riesgo de que la cáscara entre en contacto con la yema y la clara (bien a la hora de cascarlo, bien porque caiga algún trocito al plato). Este hecho puede provocar que las bacterias accedan a las partes que sí nos comemos y, por tanto, contaminarlas.

Por qué no deberías guardar los huevos en la puerta de la nevera

Si bien no habla directamente sobre ello, es cierto que ya la OCU recomienda guardar los huevos en la parte superior del frigorífico. Quien sí ha hablado alto y claro de la razón por la que la puerta no es el mejor lugar para conservarlos ha sido
el nutricionista Diego Ojeda quien, en sus redes sociales, se ha referido en varias ocasiones a ello: «Si se guardan en el frigorífico, es mejor guardarlos siempre al fondo», asegura este experto.

Y es que, de acuerdo a su criterio y al de varios estudios científicos que ya se han realizado al respecto, los huevos sufren grandes oscilaciones de temperatura al guardarse en la puerta de la nevera, pues es la parte del frigorífico que queda más a la intemperie cada vez que la abrimos y la cerramos. Esto puede hacer que pierdan nutrientes y propiedades beneficiosas para nuestra salud. «Los huevos hay que colocarlos en el estante del centro de la nevera»,
asegura el Ministerio de Consumo.

Leer mas

Leer más

Mas noticias

Verificado por MonsterInsights