24 C
Aguascalientes
domingo, junio 16, 2024

No sé meditar: consejos de experto para rebajar la ansiedad con la meditación

Meditar no es tan difícil como parece cuando eres principiante.

Meditar no es tan difícil como parece cuando eres principiante. /
Imagen de Freepik.

El ritmo vertiginoso del día a día puede hacerte sentir ansioso o estresado, por lo que, para incrementar tu bienestar, es vital
conseguir parar para centrarte en ti misma aunque sólo sean unos minutos. Para conseguirlo,
una herramienta muy interesante es la meditación, una técnica milenaria enfocada en la integración de la mente y el cuerpo.

Muchos creen que
meditar es poner la mente en blanco, pero ya te imaginarás que conseguir esto es absolutamente imposible porque
tu cerebro no descansa ni un sólo segundo. Si todavía no te has iniciado en este interesante mundo, los expertos han recopilado una serie de consejos para conseguir meditar y aprovecharte de todos sus beneficios.

¿Y cuáles son estos beneficios? Además de calmar la ansiedad, según la Asociación Americana del Corazón,
la meditación ralentiza el proceso de envejecimiento del cerebro, además de disminuir la inflamación, mejorar el sistema inmune y mejorar la calidad del sueño, entre otros.

Cómo empezar a meditar por primera vez

No hace falta ser un maestro zen para aprovecharte de los beneficios de la meditación. Pero si no lo has hecho nunca,
es importante seguir unas pautas fáciles para que de verdad consigas relajarte por completo y conseguir alejar la ansiedad e incrementar tu bienestar:

1. Elige el momento: no siempre tienes tiempo para estar completamente tranquila y conectada contigo misma. Debes
elegir aquel momento del día en el que nada vaya a distraerte para poder sentirte completamente relajada. Quizá la mañana, antes de que el resto de la familia se despierte, es un buen momento.

2. Usa ropa cómoda: la finalidad de la meditación ees que nada te distraiga para conseguir centrarte en tu propia respiración o en el punto de tu cuerpo que hayas escogido previamente. Si la ropa que llevas te molesta de una forma u otra,
estás poniendo trabas a tu meditación.

Existen unas pautas fáciles para aprender a meditar si eres principiante.

Existen unas pautas fáciles para aprender a meditar si eres principiante. /

Foto de Kristina V en Unsplash.

3. Elige un lugar tranquilo: los expertos recomiendan que ese lugar
tenga mucha luz y esté alejado de ruidos fuertes. Si te ayuda a relajarte, puedes acompañar tu meditación con música instrumental tranquila o incluso sonidos del entorno natural.

4. Ni hambriento ni con el estómago lleno: la meditación funciona mejor antes de las comidas o al menos dos horas después de haber comido. Cuando el estómago está lleno puedes sentirte
distraído por tu propia digestión y si tienes hambre puede que lo único en lo que pienses sea en comer.

5. Colócate en una postura cómoda: eso sí, la espalda debería estar recta y los músculos relajados. Prueba a apoyar ligeramente
la espalda en una pared y sentarte sobre un cojín cómodo con las rodillas flexionadas y los brazos apoyados en tus piernas.

6. Céntrate en tu respiración: haz una respiración consciente, controlando el ritmo y la profundidad de la inspiración y la exhalación. Esto permite que
la mente sólo se focalice en el cuerpo alejando otros pensamientos intrusivos que pueden colarse sin previo aviso.

7. Acepta tus propios pensamientos: al principio es normal que la mente se disperse, pero poco a poco lo podrás ir controlando. Lo importante si eres principiante es que
te enfoques en la respiración y que seas consciente de cuándo se han colado esos pensamientos para dejarlos pasar.

8. Ve poco a poco: comienza con prácticas de
10 minutos en días alternos, aumentando la frecuencia de forma gradual para que vayas sintiéndote cómoda, tranquila y segura. A medida que vayas ganando ritmo, podrás ir aumentando la práctica a 15 minutos diarios y luego a 20 minutos al día.

Leer mas

Leer más

Mas noticias

Verificado por MonsterInsights