28.8 C
Aguascalientes
miércoles, junio 12, 2024

Menores desigualdad y pobreza motivaron el triunfo de Sheinbaum

Foto

▲ Festejo en el Zócalo capitalino de la virtual presidenta electa Claudia Sheinbaum.Foto Víctor Camacho

Fernando Camacho Servín

Periódico La Jornada
Sábado 8 de junio de 2024, p. 4

Aunque algunos sectores se digan sorprendidos por la magnitud del triunfo electoral de Claudia Sheinbaum, en realidad, éste se puede explicar por factores como la eficiencia de la operación territorial de Morena, la poderosa política social del presidente Andrés Manuel López Obrador y la reducción en los índices de pobreza y desigualdad en su gobierno.

Así lo afirmaron los participantes en el foro 2 de junio: reconfigurando el escenario, quienes admitieron que casi ningún especialista en temas de opinión supo prever que incluso las clases medias votarían mayoritariamente por la virtual presidenta electa, al tiempo que criticaron las fallas de la estrategia de la oposición.

Ante la pregunta de cómo se explica la victoria del oficialismo, Georgina Flores Ivich, politóloga y académica universitaria, consideró que la campaña de Sheinbaum fue estable y sin errores, a lo que se suma la efectividad de la operación territorial de Morena y la incapacidad de la oposición para construir un proyecto político atractivo.

Luego de aceptar que a muchos analistas y comentaristas les falta una comprensión más profunda del electorado y sus motivaciones, la experta destacó que otro elemento del triunfo morenista fueron los programas sociales de la actual administración y cómo visibilizaron el tema de la desigualdad en México.

Hay que reconocer que la política social de López Obrador es poderosa. No significa que no deba criticarse o mejorar, pero es muy fuerte. Además de que hay cierto comportamiento de indicadores económicos que dicen que el gobierno está reduciendo la desigualdad y la pobreza, apuntó.

A su vez, la politóloga y economista Jimena López Arzate señaló que aunque el gobierno supo crear una red clientelar en materia de política social muy bien organizada, la oposición dejó el territorio vacío por seis años, no ha formado cuadros locales fuertes y quiso empezar a hacer campaña sólo un año antes de las elecciones. La coalición opositora tiene que hacer un ejercicio de autocrítica, en vez de concentrarse en narrativas de un fraude que no hay. La elección pudo ser poco equitativa, como casi todas lo son, pero no hubo un fraude.

Cándido Martínez, director de la organización de análisis de comunicación política Áltica, hizo ver que muchas de las agencias de estudios de voto y de opinión pública no tuvieron la capacidad de prever que Sheinbaum ganaría también entre las clases medias.

Leer mas

Leer más

Mas noticias

Verificado por MonsterInsights