28.8 C
Aguascalientes
miércoles, junio 12, 2024

El reto, ser la primera “ciudad de supercarga” del mundo

Dora Villanueva, enviada

Periódico La Jornada
Martes 21 de mayo de 2024, p. 16

Para desarrollar nuevas energías, la política nacional de China tiene uno de sus principales enclaves en Shenzhen, la metrópoli costera que busca ser la primera ciudad de supercarga en el mundo. Con miras a ello, deberá triplicar su parque de estaciones de carga para vehículos eléctricos al final de este año, de acuerdo con lo expuesto por el Metro de Shenzhen.

Actualmente hay 362 electrolineras en la ciudad; la meta es que al final de año sumen mil para atender un mercado de vehículos eléctricos que actualmente componen 60 por ciento del parque vehicular de Shenzhen. En este despliegue participan las principales empresas tecnológicas del país, como la local Huawei, que también inició con la comercialización de autos eléctricos inteligentes de la marca Aito.

Batería lista en 10 minutos

Largas filas de taxis que operan desde la medianoche hasta las ocho de la mañana, cuando las tarifas de electricidad son más reducidas, exhiben este viraje hacia el predominio de la electromovilidad en Shenzhen. Si bien más de la mitad del parque vehicular se mueve sin combustibles fósiles, el siguiente paso es acelerar la velocidad a la que se cargan las unidades.

Actualmente, con las estaciones de carga rápida toma un promedio de 40 minutos cargar un auto eléctrico con capacidad de 60 a 70 kilovatios/hora. Con el salto a la supercarga, sólo tomaría 10 minutos, explica el Metro.

Más de 80 por ciento de la oferta de electrolineras en Shenzhen ha sido desplegada por empresas estatales, como la de autobuses y el Metro, a fin de abastecer a centenares de vehículos eléctricos.

Cambiar el perfil de la ciudad, para consolidar a Shenzhen a como la primera ciudad de supercarga y volverla un enclave de agilidad para el uso de autos eléctricos requiere una inversión de 5 millones de yuanes y 40 días de construcción por cada una de las 638 electrolineras restantes que se requieren para llegar a mil.

Sin embargo, aún al llegar a esa meta, la ciudad no podrá erradicar del todo los motores de combustión interna ni las más de 300 gasolineras que aún quedan en la ciudad, pues los autos a gasolina son la forma más eficiente de hacer trayectos largos, explica el Metro de Shenzhen.

Leer mas

Leer más

Mas noticias

Verificado por MonsterInsights