29.4 C
Aguascalientes
domingo, junio 16, 2024

Científicos españoles hablan del ‘Cheliábinsk hispano-portugués’

El bólido de la noche del 19 de mayo de 2024 ha sido una verdadera revolución, tanto que ha desbordado las redes. Pero no solo en el ideario popular, los científicos y científicas han reaccionado con rapidez y han dado sus impresiones con euforia y sorpresa. Incluso a nivel internacional.

En Muy Interesante hemos preguntado a algunos expertos y hemos rastreado las redes en busca de declaraciones contrastadas. Te dejamos algunas para que tengas una información seria.

Superposición de la trayectoria seguida por el super bólido, grabado desde Portugal. Créditos de la imagen: Twitter / X

El ‘Cheliábinsk hispano-portugués’

José García, director del Museo Canario de Meteoritos (MCM), supo del evento en la misma noche en que ocurrió. A pesar de lo sorprendente del evento, José García le adelantaba a Muy que “con toda probabilidad se precipitó al mar”, por lo que “no va a haber mucha posibilidad de encontrar fragmentos”. Horas después se supo que estaba en lo cierto. Esto, sin embargo, no es óbice para que no podamos deducir un posible origen y composición.

Según García, “lo más probable es que se trate de un fragmento de asteroide, ya que esos colores verde y azules son muy tiípico de las condritas y de los silicatos de magnesio”. Las condritas son son objetos rocosos que suponen más del 85 % de meteoritos que llegan a la Tierra. Por otra parte, los silicatos de magnesio son minerales compuestos por silicio y magnesio.

José García es el director del Museo Canario de Meteoritos. Fuente: Revista Meteoritos.Revista Meteoritos

El bólido ha sido tan espectacular que José García ha dicho: “me recordó un montón al de Cheliavinsk, pero a la portuguesa”. Salvando las diferencias, obviamente. Le llegaron noticias primero desde Ávila, pero al poco tiempo desde Galicia. En ese momento el director del MCM supo que se trataba de un evento muy importante. 

El bólido proviene de un cometa

La meteoróloga Mar Gómez, muy activa en redes, ha estado atenta a las novedades sobre el bólido del 19 de mayo. En un tuit dice: “Entró en la atmósfera a 161.000 km/h y la altitud inicial de la parte luminosa del evento fue de 122 kilómetros, y finalizó a una altitud de 54 kilómetros”. José García nos dice que el dato de la velocidad nos aporta información sobre el origen del bólido: se trata de un meteoroide producido por un cometa. “Los meteoroides de asteroides generalmente se mueven en el rango de los 58.000 a 72.000 km/h. Los cometarios a velocidad superior”, afirma García. El ángulo de entrada también es un dato importante en este contexto.

Podemos obtener mucha información a partir de los colores de un meteoro. Así, en general, tenemos lo siguiente en función de las estelas (hay que tener en cuenta que es una clasificación simplista, pero orientativa):

  • Azul-verdosa: indica la presencia de magnesio
  • Amarilla: hierro
  • Violeta: calcio
  • Naranja: sodio
  • Rojo: nitrógeno (debido al nitrógeno atmosférico)

Composiciones aproximadas de los meteoros en función del color. Imagen cortesía de Eduardo Mazo.Eduardo Mazo.

Una red de ojos mirando el cielo

Josep María Trigo es director de la Red de Investigación de Bólidos y Meteoritos, del Instituto de Ciencias del Espacio (ICE-CSIC). Le hemos preguntado sobre el brillo del bólido y nos contesta: «Alrededor de magnitud -16, intermedia entre la luna llena y el sol«. El brillo del bólido de Cheliábinsk fue de unas 30 veces el del Sol.

¿Cómo se monitorean los bólidos? Josep María Trigo nos recomienda visitar la publicación La Red Española de Investigación sobre Bólidos y Meteoritos (SPMN). Aquí leemos: «La SPMN es un proyecto de investigación multidisciplinario y una colaboración profesional-amateur (proam) que busca promover el estudio de la materia interplanetaria en España. El investigador del ICE-CSIC y del IEEC, Josep M. Trigo-Rodríguez, coordina las cámaras de detección de meteoros y bólidos de observatorios profesionales y amateurs para estimar el origen de las rocas del sistema solar que producen estos fenómenos luminosos. De vez en cuando, también recuperamos meteoritos de estos eventos».

El bólido del 19 de mayo ha tenido más brillo que la luna llena. Fuente: iStock / NastcoNastco

En este sentido, José García afirma que “este evento que ha ocurrido esta noche nos vuelve a recordar que es necesario vigilar el cielo”. 

Perdido en el mar

Josep María Trigo comparte con nosotros una realidad: «Hay varios eventos de este tipo cada año sobre la península ibérica, algo más raro es que produzcan meteoritos». De hecho este bólido se ha desintegrado sobre el mar en una gran explosión.

Por otra parte, José García, director del MCM, no pierde la esperanza. A pesar de que sabe de la casi imposibilidad de que haya quedado ningún fragmento, ha manifestado que «de todas formas hice un llamado en las redes, por si alguien en las zonas del norte de Portugal, sur de Galicia, la zona de Ávila, Cáceres, encontrara algún fragmento sospechoso, el laboratorio estaba disponible y sin costo ninguno para asumir los análisis que hicieran falta«.

La trayectoria ha sido bien definida, como comparte José María Madiedo en X, un astrofísico vinculado al Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC). Entró a una altitud de 122 kilómetros sobre Don Benito (Badajoz) y se desplazó en dirección noroeste, cruzando Portugal y extinguiéndose a unos 54 kilómetros de altura sobre el océano Atlántico. Recorrió una distancia total de 500 kilómetros.

Ética meteorítica

Las intenciones de José García son nobles, búsqueda de meteoritos para que sean analizados científicamente. Pero hay un lado oscuro en la «caza de meteoritos» que puede afear el asunto.

Jesus Martínez Frías, es experto en meteoritos, Geociencias Planetarias y Astrobiología, además de ser miembro del Instituto de Geociencias (CSIC-UCM), y ha hecho unas interesantes y novedosas declaraciones a Muy.

Jesús Martínez Frías, experto en meteoritos, es miembro de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de España.Imagen cedida por Jesús Martínez Frías.

«Un aspecto interesante y bastante novedoso es la ética. Cuando ocurre un bólido de este tipo hay personas que no siempre tienen una ética adecuada. Algunos disponen de piezas, de ejemplares que son recientes, encontrados en desiertos y lo que hacen es intentar dar credibilidad a esa pieza o asignar esa pieza de manera antiética a ese bólido«.

Referencias

  • Museo Canario de Meteoritos
  • Red de Investigación de Bólidos y Meteoritos, del Instituto de Ciencias del Espacio (ICE-CSIC)
  • Instituto de Geociencias (CSIC-UCM)
  • Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC)

Leer mas

Leer más

Mas noticias

Verificado por MonsterInsights