29.4 C
Aguascalientes
domingo, junio 16, 2024

España registra una insólita aurora boreal a causa de una enorme tormenta geomagnética

La tormenta geomagnética más fuerte de los últimos 20 años ha provocado una aurora boreal visible no solo en Estados Unidos sino también en los cielos de Europa y, sorprendentemente, también en toda España. Todo empezó a última hora del pasado viernes 10 de mayo cuando el Centro de Predicción del Clima Espacial (SWPC) de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) incrementaba la advertencia de tormenta solar a su máxima categoría (G5). En España, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) corroboraba con sus datos esta misma advertencia.

España registra una insólita aurora boreal a causa de una enorme tormenta geomagnéticaMidjourney/Sarah Romero

Una tormenta solar sin precedentes en los tiempos recientes

La gran tormenta geomagnética ha provocado unas espectaculares auroras boreales de tonos rosados que se han dejado ver en zonas de prácticamente toda la geografía española. Hacía muchos años que no se experimentaba una tormenta solar geomagnética de esta magnitud tan extrema y, gracias a ella, no solo se han visto auroras en la zona más al norte de la Tierra, sino también en muchos otros lugares del mundo; en latitudes tan bajas que incluso han alcanzado el sur del país. De hecho, la NOAA expuso que el último evento a este nivel tuvo lugar en octubre de 2003, cuando instalaciones eléctricas en Suecia y Sudáfrica resultaron dañadas.

Auroras en toda España

El espectáculo, que se ha visto en Andalucía, Madrid, Castilla y León, Cataluña, Galicia, Islas Baleares, Aragón, Murcia, la Comunidad Valenciana… ha dejado unas bandas teñidas de tonos morados y rosáceos que ha sorprendido a los españoles y, según las previsiones, este mismo fenómeno aún podría volver a contemplarse durante el lunes, dado que está previsto que las condiciones idóneas para que se materialicen estos fenómenos se producirán también en el arranque de la semana de mitad del mes de mayo aunque estemos en latitudes tan bajas como las de España (40º) aunque serán mucho menos visibles en España -si es que llegan a verse-. Para muchos astrofotógrafos ha sido como un sueño hecho realidad poder contemplar e inmortalizar estos momentos tan poco comunes. Qué duda cabe que en zonas con cielos despejados el resplandor rosado ha sido muy impactante para los observadores españoles.

En este caso, la gran actividad solar proviene de una mancha solar que es 15 veces mayor el tamaño de la Tierra; este cúmulo de manchas solares grande y magnéticamente complejo es conocido como región 3664, y continúa creciendo. Y el hecho de haber contemplado bandas o cortinas en tonos rosados y morados se debe a que el elemento químico con el que han chocado las partículas de viento solar ha sido el nitrógeno. (Si interactúan con oxígeno, por poner otro ejemplo, emitirían una luz de color verdoso).

¿Qué son las tormentas solares?

El Sol desempeña un papel vital para la vida en la Tierra pero también tiene su lado turbulento a través de las tormentas solares. Estas manifestaciones extraordinarias, más pronunciadas cerca de los polos magnéticos de la Tierra, ocurren cuando el Sol libera grandes nubes de partículas llamadas «eyecciones de masa coronal [CME, en inglés]», o tormentas solares, que son impulsadas hacia la Tierra.

Como nota positiva, a cambio de una tormenta solar, podemos disfrutar un espectáculo astronómico memorable: la aurora. Estas se producen gracias a que las partículas solares interactúan con las moléculas de la atmósfera y esta danza celestial provoca unas bandas o cortinas de distintos colores -dependiendo de los elementos- que conocemos como auroras boreales en el hemisferio norte y auroras australes en el hemisferio sur del planeta.

Hay que tener en cuenta, tal y como explica la AEMET en su red social Twitter, que el ciclo de actividad solar se está acercando a su máximo. «Las manchas solares indican las zonas de actividad magnética solar asociada con erupciones solares atmosféricas y eyecciones de masa coronal».

¿Veremos más?

El ciclo solar es un ciclo de aproximadamente 11 años durante el cual la actividad magnética del Sol aumenta y disminuye. Este ciclo está marcado por el aumento y disminución del número de manchas solares, erupciones solares y eyecciones de masa coronal (CME) y nos estamos acercando a ese pico de actividad que trae acarreadas varias consecuencias como mayores riesgos de radiación o, unas auroras más poderosas e intensas y que pueden ser observadas con más frecuencia de lo habitual al interactuar un mayor número de partículas solares con la atmósfera terrestre.

Los científicos del clima no descartan que este mismo acontecimiento, que se ha visto en España, Alemania, Reino Unidos, Irlanda, Países Bajos, la República Checa y Estados Unidos, se pueda volver a repetir a lo largo de este 2024 y en el próximo año 2025, en el que llega el Sol a su máximo solar.

Auroras boreales recreadas con IAMidjourney/Sarah Romero

Referencias: 

  • AEMET: Agencia Estatal de Meteorología
  • NOAA: National Oceanic and Atmospheric Administration
  • NASA: Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio
  • Miyake, F. (2019). Extreme Solar Particle Storms. . https://doi.org/10.1088/2514-3433/ab404a.
  • Mursula, K., Qvick, T., Holappa, L., & Asikainen, T. (2022). Magnetic Storms During the Space Age: Occurrence and Relation to Varying Solar Activity. Journal of Geophysical Research: Space Physics, 127. https://doi.org/10.1029/2022JA030830.

Leer mas

Leer más

Mas noticias

Verificado por MonsterInsights