23 C
Aguascalientes
miércoles, junio 12, 2024

Prueba del Mazda 2 Hybrid: pariente (muy) cercano del Yaris

En el nuevo Mazda 2 Hybrid se encuentra un motor del Toyota Yaris, pero no solo eso. Te lo contamos al volante. 

Después de tres años, el Mazda 2 Hybrid se presenta como un Toyota Yaris híbrido rebautizado, pero eso sí, ahora con rostro propio, algunas actualizaciones y líneas de equipamiento propias. 

Hay que decir que la gama de modelos de Mazda estaría perfectamente organizada si este enano no causara confusión desde hace cuatro años. Porque el Mazda 2 existe en dos versiones: y el de gasolina es realmente una creación propia.

Sin embargo, Mazda necesitaba un automóvil híbrido pequeño para reducir el consumo de la flota, y rápidamente rebautizó al Toyota Yaris Hybrid. Este último parecía ser un elemento ajeno en la gama de modelos. Algunos clientes se preguntaban qué hacía un Toyota en el salón de exhibición de un concesionario de Mazda.

Diseño y equipamiento

Ahora lleva por primera vez el rostro familiar de Mazda. Pero aparte de eso, las novedades son limitadas: el reconocimiento de señales de tráfico ahora es de serie, lleva control de crucero adaptativo que en la versión superior incluso reconoce las señales de tráfico (pero requiere una pulsación de botón de confirmación).

Además, hay una pantalla táctil de 9,0 ó 10,5 pulgadas, la advertencia acústica obligatoria en toda la UE en caso de exceso de límite de velocidad llega aquí con un tono discretamente agradable. Los instrumentos semianalógicos anteriores dan paso al cuadro de instrumentos digital que es común hoy en día.

Los asientos siguen siendo pequeños; en la versión Homura+ que probamos, sin embargo, vas cómodamente en asientos deportivos con soporte lumbar para el conductor. Las formas redondeadas de la carrocería reducen el hueco de apertura de la puerta trasera; el espacio para pasajeros en el asiento posterior y el maletero (286-935 litros) están en la media de los automóviles pequeños.

Motor

La parte eléctrica del sistema híbrido consiste, como antes, en un motor eléctrico en la línea de transmisión y un generador de arranque, con una potencia total del sistema de 116 CV. La versión más potente de 130 CV sigue reservada para el Yaris.

Ahora puede recorrer una distancia ligeramente mayor en modo puramente eléctrico, tal vez unas tres manzanas en lugar de dos. Se trata de superar eléctricamente la inercia de arranque del motor de gasolina para ahorrar combustible.

Comportamiento

La impresión de conducción apenas ha cambiado: un peso pluma de menos de cuatro metros de largo, 1,75 metros de ancho y 1.100 kilos, con movimientos de cabeceo debido a la distancia entre ejes tan corta. La dirección es un poco indirecta y está más orientada hacia el confort que hacia la dinámica en curvas.

Es sorprendente la agradable acústica para los estándares de los híbridos completos. Aunque aún se puede escuchar que un tricilíndrico está trabajando allí adelante, Toyota ha eliminado y amortiguado el aullido repentino tan característico de muchos híbridos. La larga experiencia de Toyota con estos motores le ha dado una ventaja auditiva.

Mazda 2 cockpit

Factores para decidir la compra

Sigue siendo un Toyota con logo de Mazda: se ha vuelto caro, pero es bueno. Incluso los automóviles pequeños con mucho plástico duro suenan más agradables con la propulsión de Toyota que el resto de híbridos completos. 

Lo mejor

Consumo ajustado, autonomía eléctrica mejorada, equipaniento generoso, propulsión híbrida silenciosa. 

Lo peor

Apenas tiene personalidad, porque básicamente, es un Yaris. Dirección y comportamiento general no invitan al dinamismo.

Leer mas

Leer más

Mas noticias

Verificado por MonsterInsights