28.8 C
Aguascalientes
miércoles, junio 12, 2024

Un estudio demuestra que esta parte de tu coche causa cáncer

Según un estudio reciente publicado por la Environmental Science&Technology, un material presente en los asientos de algunos modelos podría emitir gases que afectarían a nuestro cuerpo.

Un estudio demuestra que esta parte de tu coche causa cáncer. Si hay una palabra que aterra solo con pronunciar es la de cáncer, siendo una de las enfermedades más terribles que existen. Por ello, tomar precauciones a la hora de alimentarse, tener un estilo de vida sano y cuidar el ambiente en el que vivimos, es clave para poder tener una adecuada prevención.

Pero no es nada fácil hacerlo cuando hasta tu propio coche puede generar riesgos de padecer cáncer. Según un estudio reciente publicado por la Environmental Science&Technology, un material presente en los asientos de algunos modelos podría emitir gases que afectarían a nuestro cuerpo.

Lo que este estudio ha comprobado es que existen retardantes de llama en el interior del vehículo, y este químico es potencialmente peligroso para la salud. Estos componentes son potencialmente carcinógenos, y se respirarían en el coche cuando estamos en el habitáculo.

C3 Aircross interior asientos

Buena parte de los conductores pasan un buen número de horas en el habitáculo de su coche. Respirar de forma habitual este componente es peligroso, y entraña riesgos para la salud que aún están en estudio. El principal de ellos, como decimos, es el de padecer cáncer.

Según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, son «mezclas de productos químicos artificiales que se añaden a una amplia variedad de productos, incluso para uso industrial, para hacerlos menos inflamables«. Los tenemos más cerca de lo que pensamos, en prácticamente todo.

Si bien, comúnmente, podemos encontrarlos en plásticos, textiles, equipos eléctricos o en la espuma de los asientos. Es aquí donde nos centramos, en los asientos del vehículo, pues el componente puede contaminar el aire del habitáculo y nuestro cuerpo respirar el mismo forma habitual. 

«Teniendo en cuenta que el conductor promedio pasa aproximadamente una hora en el automóvil todos los días, este es un problema de salud pública importante. Es particularmente preocupante para los niños y los conductores que hacen viajes más largos«, explica Rebecca Hoehn, autora principal y científica de la Universidad de Duke.

Los investigadores del estudio detectaron retardantes de llama dentro de las cabinas de 101 automóviles del año 2015 o posterior, en los Estados Unidos, según recoge MedicalXpress. El 99% de los vehículos contenían fosfato de tris (1-cloroisopropilo) (TCIPP).

Este elemento es un retardante de llama, componente que está siendo investigado por el Programa Nacional de Toxicología de EE. UU. y que se cataloga como carcinógeno potencial. Y no solo eso, la mayoría de los automóviles tenían retardantes de llama de éster organofosforado adicionales.

Un conductor de VTC es detenido por conducir drogado y abusar de una pasajera

Los peligros son innumerables, pues estos y otros retardantes de llama están relacionados con daños neurológicos y reproductivos. El mismo estudio indica que con temperaturas altas es más peligroso encontrarse dentro del habitáculo, pues un clima más cálido estaba relacionado con concentraciones más altas de retardantes de llama.

«A los bomberos les preocupa que los retardantes de llama contribuyan a sus altísimas tasas de cáncer«, afirmó Patrick Morrison, que supervisa la Salud y Seguridad de 350.000 bomberos estadounidenses y canadienses en la Asociación Internacional de Bomberos. 

Leer mas

Leer más

Mas noticias

Verificado por MonsterInsights